¿Puedo faltar al trabajo para citas médicas y preparación al parto?

Son muchas las dudas que inundan a una mujer cuando está embarazada, especialmente con relación a sus derechos como trabajadora. Seguramente, una de las cuestiones que no acabas de tener del todo clara es si tienes derecho a faltar al trabajo en caso de que debas ir a una cita médica o a una sesión de preparación al parto. Y, además, puede que te sientas incómoda preguntado a tu superior si puedes cogerte ese permiso. Desde Smileat, te damos las claves para solucionar tus dudas con respecto a este tema.


Para empezar, puedes estar tranquila, porque por ley tienes derecho -avisando a la empresa- a ausentarte de tu puesto de trabajo para asistir a tu médico, así como a los cursos de preparación a la maternidad, cuando no puedas acudir fuera de tu horario laboral. La Ley prevé que las trabajadoras embarazadas pueden ausentarse del trabajo para realizar los exámenes prenatales y las técnicas de preparación al parto “siempre que avisen al empresario y justifiquen la necesidad de realizar estas visitas médicas dentro de la jornada laboral”. ¡Estás en tu derecho!


En la práctica, esto dependerá de la extensión y distribución de tu jornada laboral. Si trabajas la jornada completa, en horario partido, tanto de mañana como de tarde, estará siempre justificado que acudas al médico dentro de tu horario laboral, por coincidir con el de la clínica o centro de salud. Por el contrario, si trabajas una jornada parcial, o solo por la tarde, por ejemplo, es más factible que la empresa ponga pegas a tus ausencias, o requiera mayor justificación sobre la imposibilidad de acudir al médico por la mañana. Es necesario analizar el caso concreto.

Ahora vamos a ver algunos detalles…

 


¿Quién puede disfrutar de ese permiso?


Será la futura mamá, por norma, quien pueda solicitar este permiso, aunque hay convenios que también permiten que sea el padre quien acuda. Esto es debido a que la ley considera que es la mujer gestante quien debe asistir a las sesiones de preparación al parto, puesto que va a ser ella quien dé a luz.


 

¿Y si mi empresa pone pegas?


Como hemos comentado, tienes derecho por ley a faltar en caso que sea necesario para asistir a citas médicas de control del embarazo o a sesiones de preparación al parto. La lógica dice que, si es posible, las horas serán en horario no laboral para que no entorpezca con tu jornada. Sin embargo, cuando esto no es posible y estos exámenes prenatales o de preparación al parto deben realizarse dentro de la jornada de trabajo, la empresa no puede oponerse.

Es más, en ningún caso el empresario podrá intervenir en la elección del centro existencial ni obligar a la trabajadora a asistir a otro centro médico que pueda dar horas fuera del horario de trabajo.

 


¿Cuánto tiempo puedo estar fuera del trabajo?


No existe un límite. El permiso se extenderá tanto como sea necesario para la embarazada, incluyendo el tiempo de desplazamiento hasta el centro asistencia, la espera, etc.

Así que no te preocupes si el médico va con retraso, has de salir en mitad de tu jornada laboral o incorporarte después. Estás en tu derecho y no pueden decirte lo contrario. Intenta estar relajada y que tu relación con la empresa sea lo más fluida y natural posible.


SiStienes dudas al respecto, puedes solicitar una primera consulta gratuita con los abogados laboralistas de Larrauri & Martí Abogados en lacandidata.com.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados